Skip to main content

Full text of "Semillitas"

See other formats


97, 98, 99.,. iDonde esta 

la oveja numero 100? 

Esa noche, el pastor estaba muy cansado. Durante todo el dia habia 
brindado los cuidados necesarios a su rebano. El sol habia quema- 
do su rostro y sentia la boca seca. Necesitaba descansar. 

Pero faltaba una oveja. ;Que preocupacion! El no podia resig- 
narse a abandonarla. 

Quiza se dira: ^Por que tanta preocupacion por una sola oveja? 
;Tieneotras99! 

Pero para el pastor, cada oveja es importante; y para el Senor 
Jesus, cada nino tiene un lugar en su corazon. 

Apesar de la fatiga, del hambre y la sed, el pastor salio a buscar a su 
ovejaperdida. 

El no busco poco ni mucho, sino que la busco hasta encontrarla. 



"Y cuando la encuentra, la 
pone sobre sus hombros 
gozoso " (Lucas 15:5). 

;E1 Senor Jesus siente un gran 
gozo cuando un nino lo acepta 
como su Salvador! Tu eres un 
nino mas entre los millares y 
millares de ninos que viven en el 
mundo. Sin embargo, Jesus vino 
por ti_ 

{escribe tu nombre). El murio en 
la cruz y resucito para que tu 
seas de El para siempre. 




"Semillitas" 

Cap. Cairo 546 - (1842) Monte Grande 
Buenos Aires. Argentina 



^ "Semillitas" 

Aho 3, N° 6 Noviembre - Diciembre 2002 

"Yo soy cl buen pastor; et 6uen pastor 
su vida da por (as ovejas" 

(Juan 10:11) 



Numerosas ovejas se encontraban apifiadas enun abrevadero, 
Donde los pastores acostumbran llevar a beber a sus rebanos. 
Un extranjero que pasaba por alii, viendo esa escena, se preguntaba 
como haria cada pastor para conocer a sus propias ovejas. Cuando 
estas saciaron su sed, uno de los pastores tomo una vara y grito: 
«;Mehn-ah!», es decir; «Sigueme»; e inmediatamente sus ovejas 
levantaron la cabeza, se separaron de 
las otras y lo siguieron. 

Otro pastor grito: «jMehn-ah!», y 
todas sus ovejas, respondiendo a su 
voz, se acercaron a el. 

Sorprendido, el viajero se 
acerco al tercer pastor y le pregunto: 

— Sus ovejas ^me seguirian a 
mi, que soy un extrano, si tambien les 
grito «;Mehn-ah!»? 

El pastor sonrio y dijo: 
— jlntentelo! 




Para tener exito, el extranjero se vistio con el manto del pastor, 
se puso en la cabeza el turbante de este y tomo su vara. Seguro 
de si mismo, grito: 

«;Mehn-ah!... jmehn-ah!»... Pero ninguna oveja 
respondio a su llamado. 

— ^Nunca siguen a otro pastor? — pregunto asombra- 
do el extranjero. 

— Si, a veces... solo cuando estan enfermas... 

En la Biblia, el Senor Jesus a menudo es comparado a un 
pastor. Los que creen en El son llamados ovejas suyas. 

"A sus ovejas llama... y va delante de ellas; y las ovejas 
le siguen, porque conocen su voz. Mas al extrano no 
seguiran... porque no conocen la voz de los extranos" 
(Juan 10:3-5). 



Jesucristo es "el gran Pastor de las ovejas" (Hebreos 
13:20), "el Principe de los pastores" (l. a Pedro 5:4). 



"Tus manos me hicieron y me 
formaron; hazme entender, 
y aprendere tus mandamientos 

(Salmo 119:73) 

"Tu eres Dios, y tus palabras 

SOn Verddd" (2.° Samuel 7:28) 

"Lo tendrd consigo, 
y leerd en el todos los 
dias de su vida, 
para que 
aprenda a 
temer 
a Jehovd 
su Dios, para 
guardar todas 
las palabras 
de esta ley 
y estos 
estatutos, 

pineries f 
por obra" 

(Deuteronomio 17:19) 




JIT